a figuraciones, teoría y crítica de artes
  crítica de artes    
figuraciones
figuraciones
Centros y fronteras. El cine en su tercer siglo n° 8
sep.2011
semestral
Recorridos

Ensayando relatos en-redados.
De virtualidades, anfibiedades y subjetividades 2.0




Lelia Fabiana Perez
abstract
texto integral
notas al pie
autor
bibliografía
comentarios
aAimprimir

Abstract

 

En este artículo se recorren algunos sitios de producción, circulación y recepción artística que establecen ciertas interrelaciones y continuidades entre prácticas desarrolladas en entornos virtuales y físicos materiales, modos de relaciones que dan origen a la construcción de conceptos como el deanfibiedad. Para ello se hace foco en una actividad específica: las Jornadas Anfibias (Bs. As, Octubre de 2008), que incluyeron un programa de exposiciones artísticas de diverso género cuya propuesta fue la de repensar, reflexionar y experimentar algunas puestas en escena de nuestras culturas actuales, que dan cuenta de esas continuas interconexiones que convocan al cine, a la literatura, a la televisión, a la web y a ciertas prácticas en Second Life. Finalmente, se pondrá en evidencia el funcionamiento de un sistema de interrelaciones discursivas reticulares entre estos espacios.

Palabras clavetop

virtualidades, Second Life, web, interconexiones

Abstract en ingléstop

 

Essay tangled stories. About virtualities, anfibiedades and subjectivities 2.0

 

In this article is traversed some sites of artistic production, distribution and reception that establish certain interrelationships and continuities between practices developed in virtual environments and real/concrete materials, modes of relationships that give rise to the creation of concepts such as anfibiedad. For this purpose, this writing will focus on a specific activity:  the Amphibious Days (Bs. As, October, 2008), which included a program of artistic exhibitions of diverse genre. They proposed rethinking, thinking and experiencing some kind of place in scene of our current cultures that realize of these continuous interconnections that converge the cinema, the literature, the television, the web and for certain practices in Second Life. Finally, there will expose a system on discursive reticulated interrelationships between these spaces.

 

Palabras clavetop

Video Games, Art, Film, Genres, Virtuality

Texto integraltop

1. De cuerpos y efectos de verosimilitud(es) entre virtualidad(es)

 

 

 

 

1 Lared, la web, como metáfora de nudos y vacíos, de huecos y ataduras, teje otros espacios, otros tiempos, otras virtualidades, otros cuerpos, y todos ellos en-redados.  Pero cuerpos, ¿cómo y cuáles?, ¿ausentes o presentes?
En uno de sus discursos, más precisamente en "El cuerpo utópico", Michel Foucault se refiere al cuerpo como a ese lugar fuera de todo lugar, ese conductor a múltiples lugares, esa implacable topía en cualquier fábrica de heterotopías, utopías o distopías:

 

 

 

 

"Mi cuerpo, de hecho, está siempre en otra parte, vinculado con todos los allá que hay en el mundo; y, a decir verdad, está en otro lugar que no es precisamente el mundo, pues es alrededor de él que están dispuestas las cosas; es en relación a él, como si se tratara de un soberano, que hay un arriba, un abajo, una derecha, una izquierda, un delante, un detrás, un cerca y un lejos: el cuerpo es el punto cero del mundo, allí donde los caminos y los espacios se encuentran. El cuerpo no está en ninguna parte: está en el corazón del mundo, en ese pequeño núcleo utópico a partir del cual sueño, hablo, avanzo, percibo las cosas en su lugar, y también las niego en virtud del poder indefinido de las utopías que imagino. Mi cuerpo es como la Ciudad del Sol: no tiene lugar, pero a partir de él surgen e irradian todos los lugares posibles, reales o utópicos." (Foucault 1966)
 
 

 

 

2 Me pregunto entonces ¿cuál es el sitio, nuestro sitio en la red? ¿Cómo estamos o dejamos de estar en ella? ¿Qué sucede cuando percepciones corporales reformateadas nos introducen en tiempos/espacios expandidos? ¿Se trata sólo de un dilatado macroespacio externo?


3 Sucede que a una dilatación inevitablemente le corresponde alguna contracción. Todo retorna al cuerpo, a sus microespacios, a sus sensaciones propioceptivas.
La red es también efecto corpóreo, ritual privado y público, y lo más característico, es un mutante complejo de flujos en constante circulación. Sus espacios, sus tiempos, están constituidos de feed-backs, de elementos, formas y sustancias expresivas compartibles. Sí, es que uno de las pactos fundantes de estos fluidos entornos es el de compartir.


4 De algún modo, cualquier práctica social puede definirse según esquemas que contemplan espacios de producción, circulación y recepción. Diremos que la circulación, tan difícil de recortar es, en estos entornos, instancia dominante. En ella las otras dos se fundan, funden y con-funden.


5 Nos referiremos, en relación con la circulación, a las teletransportaciones. En Las prácticas mediáticas pre-digitales y post-analógicas -MEACVAD 2008- se publica un ensayo titulado "La era de la ausencia". Allí, Peter Weibel (2008: 204-205), bajo el subtítulo de "Psycho-Techné: La técnica como lenguaje de la ausencia" apunta:

 

 

 

 

"(…) Lo que en primer momento se puede percibir como una pérdida, también puede verse como un logro. La presencia simulada en el espacio virtual telemático puede realizarse en cualquier momento y en cualquier lugar. De ahí se deduce que una estética de la ausencia es, al mismo tiempo, una estética de la telepresencia. Toda tecnología es tele-tecnología. Pero igualmente toda tecnología es psycho-techné (…) Esta estética será tanto más fundamental cuanto más radical sea la transformación del mundo. Es el mundo de transición, y no la desaparición del mundo, lo que constituye el objeto verdadero de la estética de la ausencia."

 

 

 

 

 

 

9 Virtualidad, cuerpos, sensaciones, percepciones diferenciales configurando disímiles tiempos y espacios. Diferentes sí, pero la pregunta es ¿con respecto a qué? Los parámetros pueden ser variables, y las respuestas en consecuencia también. Porque la virtualidad, además vulgarmente entendida como irrealidad, también construye sus efectos de real, sus verosimilitudes.

 

 

 

 

 

10 A propósito de similitudes, Christian Metz (1979: 21-22) en "El decir y lo dicho en el cine: ¿hacia la decadencia de un cierto versosímil?" escribe que para Aristóteles lo verosímil se definía como "conjunto de lo que es posible a los ojos de los que saben". Nos dice luego que, en tiempos posteriores, para los clásicos franceses del siglo XVII era verosímil aquello conforme a las leyes de un género establecido. En ambos casos, en la antigüedad aristotélica y durante la modernidad clásica, es en relación con discursos, y con discursos ya pronunciados, que se define lo verosímil, concepto que aparece así como un efecto de corpus. Lo verosímil sugeriría pues, una reducción de lo posible, una restricción cultural y arbitraria de los posibles reales, y sólo pasarían entre todos los posibles aquellos autorizados por discursos anteriores.

 

 

 

 


 

11 Pasemos por un momento a cuestiones atinentes a la verosimilitud que no se conectan con la Web, y que se encuentran en otros espacios que juegan con la  virtualidad, como son el cine y la televisión. Veamos lo que acontece conla mirada a cámara de un periodista en un programa de noticias. Ella construye un efecto de realidad, es percibida por los espectadores como indicador de contacto directo, casi como el que se establecería en una sala de conferencia en un espacio físico-real. ¿Pero qué sucede si en un film notamos que un actor dirige su mirada a cámara? Las posibilidades son dos, que entendamos que se está dirigiendo a otro personaje, en el modo cámara subjetiva (o sea, ella puesta en el lugar de ese otro personaje) o por el contrario que aquella mirada nos provoque una especie de efecto de ruptura de pacto. El efecto de realidad, lo verosímil de acuerdo a las convenciones de la cinematografía tradicional, se construye en base a que esa realidad ficcional que se desarrolla detrás de la pantalla no establezca efecto de contacto en vivo y directo con el espectador. Exactamente lo contrario a los efectos percibidos en la virtualidad ¿real o ficcional? de un noticiero de televisión.

 

 

 

 

 

12 Volviendo a la web, sería inverosímil que un avatar en Second Life realice el gesto/práctica de escribir en un teclado cuando habla, cuando se comunica verbalmente. Ahora bien, por el contrario, podría percibirse esa práctica del tecleo como verosímil si la relación establecida es con la situación y acción gestual de quienes animamos detrás de la pantalla a esos avatares, ya que es éste el modo en que nos comunicamos mediante nuestras personalidades digitales. Nuevamente surge el planteo sobre el establecimiento de parámetros de verosimilitud y sus requerimientos de puestas en relación con discursos previos acerca de lo real, lo ficcional o lo verosímil y sus modos de construcción. Second Life, entre otros espacios de la virtualidad digital, viene hoy a cuestionar esos modos de elaboración y aquellas relaciones interdiscursivas.

 

 

 2. Second Life & Real Life: Jornadas Anfibias en Villa Ocampo

 

 

 

 

 

 

13 Para continuar por las rutas de los diversos medios y dispositivos comunicacionales, del teletransport a Second Life,  y para hacer foco en algún campo aún más acotado, me referiré ahora a una actividad en la que participé. Ésta involucró ciertas actuaciones y reflexiones acerca del metaverso, término que hace referencia a los entornos digitales inmersivos, esto es, un sitio virtual en el cual se encuentran inmersas las personalidades digitales o avatares, de quienes ingresan a él. Algunos de los que incursionamos en Second Life nos reunimos en las Jornadas Anfibias en Villa Ocampo, realizadas el jueves 30 de octubre y el sábado 1 de noviembre de 2008. El sábado retomamos la charla que había iniciado Rafael Cippolini el jueves, durante el transcurso de un Seminario Intensivo sobre Culturas Anfibias.  Esa fuela primera de las actividades que Cecilia Pavón había programado en la organización del evento. En él, cada uno de los que participamos, desde su percepción sensible de las realidades, ficciones y virtualidades de hoy, colaboró en reflexionar anfibiamente acerca de la anfibiedad.

 

 

 

 

 

14 En el blog Cultura Anfibia, Rafael Cippolini había linkeado una serie de entradas o posteos que delinean todo un recorrido de sentidos históricos, pero reconstruidos anacrónicamente respecto de nociones como virtualidades, realidades, anfibiedades, redes, ficciones, materialidades, cuerpos y más. Los lineamientos allí diseñados fueron los retomados durante el transcurso de su charla.

 

 

 

 

 

15 Durante la noche del sábado 1 de noviembre se presentaron las poesías y canciones de Gaby Bex, Dani Umpi, la presentación de colectivo Bum Bum Box con su instalación musical, y la proyección de videos "Palpito Papito"(2008, Ruy Krieger),"Amor x" (2007, Mariela Bond) y "La suciedad del espectáculo" (2008, Rafael Cippolini). Éste último, realizado en colaboración con un grupo de artistas del Cagliostro Team, integrado por Mateo Amaral Junco, Natalia Oliva, Mónica Heller y AdriánVillar Rojas, conjuga una diversidad de imágenes recogidas a partir de incursiones por diferentes Lands y encuentros con una amplia serie de identidades avatar en Second Life. Su título enuncia y anuncia una perspectiva que da otro giro al signo apocalíptico de La sociedad del espectáculo, de Guy Debord (1967). No reniega ya de esa sociedad espectacularizada en un sentido devaluatorio, sino más bien asume esa espectacularidad, la muestra, la reelabora y la exhibe otorgándole un plus de valor artístico. Esta producción, junto a otras realizadas por León Ferrari, Guillermo Kuitca, Adolfo Nigro y Linda Bler, formó parte de la muestra colectiva multimedia titulada El Diario Personal, curada por Nancy Rojas en Parque de España, Rosario, durante el mes de Septiembre de 2008.

 
 

16 Cecilia Pavón decía en  el programa que presentaba las actividades del evento:

 

"Aunque las conexiones no sean obvias, el pasado y el presente imbrican su sentido en un conjunto de visiones comunes. ¿Acaso no era la revista Sur una red social que buscaba conectar escritores a todas las latitudes del mundo, creando una comunidad de artistas global? En la obra de Victoria Ocampo ("la Gioconda en la Pampa", como la llamaba su amigo José Ortega y Gasset), esta anticipación también puede leerse nítidamente, no sólo en el aspecto hipertextual de sus escritos (que permanentemente "linkean" otras obras y autores), sino también en la importancia que la conversación y la sociabilidad tenían para ella, y que la sitúan en relación directa con las formas artísticas más avanzadas de nuestro presente."

 

 

 


17 A tono con esta evocación, en aquella noche de sábado, ella leyó un fragmento de la Autobiografía III: La rama de Salzburgo (1981) en el que podría decirse que se encuentran ya ciertas sensibilidades anfibias. Sí, porque en él, Victoria Ocampo habla de sus sensaciones durante un vuelo, de cómo percibía desde allí arriba, cielo y agua como uno; de su regreso a tierra como vuelta a un lugar que, después de la navegación aérea, se había tornado un sitio extraño.

 

18 El poema también habla de algún modo de abordajes transitados por Rafael Cippolini al dar inicio a una serie de reflexiones sobre la anfibiedad: ¿la virtualidad y la anfibiedad no tienen ya una larga trayectoria?, ¿cómo las definimos y percibimos hoy?, ¿la virtualidad no es acaso un universo variable y expansivo que se origina y circula más allá del software?


19 Las tecnologías sin duda imponen nuevas perspectivas perceptivas a la virtualidad. Como bien se expone en una de las entradas del blog Cippodromo, en Reality Cracking:

 

"No existe lo virtual por fuera de lo real. Lo opuesto a lo virtual nunca fue lo real. Sino lo físico. Y no es que en lo virtual la materia se comporte de otra forma, sino más bien que nuestros sentidos encuentran un límite. Para nuestra cultura "clásica", la virtualidad fue siempre una "mala idea de la visión" (…) La virtualidad fue considerada por siglos como realidad errónea. En un sentido tradicional, la virtualidad era lo falso. Lo que no tenía materia. Hoy comenzamos a entender a lo virtual como la conciencia de la limitación de nuestros sentidos. La tecnología hizo que esa "mala idea de la visión" sea económica y políticamente redituable." Cipollini (2008)

 

 

 

 

 

20 Concluyendo con el relato de las Jornadas Anfibias, diré que nuestros avatares: Dolcemare, Coliandro, Nereo, Homo y Zasha prosiguieron en la virtualidadde una fábrica de juguetes mecánicos llamada J D Mechanical Toy Factory -un sitio que remixa diseños de paisajes y objetos diversos de estilos asociados al Steampunk, un subgénero de la ciencia ficción, de tono retrofuturista, asociado frecuentemente al Cyberpunk- reflexionando reticularmente desde la red.

Antes de partir, Dolcemare llevó a Homo y Zasha a otro lugar, a un bosque increíble, llamado Charkyn Forest, y desde allí continuaron luego cada uno sus propios recorridos exploratorios.

 

 

21 La red como dispositivo operativo comunicacional y relacional es un articulador que activa percepciones variables, de diferentes modos, tanto en los entornos plugged como unplugged. En 1948, en su libro Autobiografía de Irene, Silvina Ocampo incluyóun cuento titulado "La red", que comienza introduciendo a un personaje,  Kêng-Su, quien le cuenta una historia acerca de una mariposa de existencia ambigua, imaginada o fantasmática, que es la excusa para una narración fantástica:

 

 

 

 

 

"(…) Sobre la mesa -prosiguió-, entre mis peinetas y mis horquillas, había un alfiler de oro con una turquesa. Lo tomé y atravesé con dificultad el cuerpo resistente de la mariposa –ahora cuando recuerdo aquel momento me estremezco como si hubiera oído una pequeña voz quejándose en el cuerpo oscuro del insecto (…) La mariposa abría y cerraba las alas como siguiendo el ritmo de mi respiración. En mis dedos quedó un polvillo irisado y suave. La dejé en mi habitación ensayando su inmóvil vuelo de agonía (…) A la noche, cuando volví, la mariposa había volado llevándose el alfiler (…) Durante muchos días sucedieron cosas insólitas en mi habitación. Tal vez las he soñado.
Mi biblioteca se compone de cuatro o cinco libros (…) siempre mi madre me aconsejaba, para que mis sueños fueran agradables, la lectura de estos libros: El libro de Mencius, La fiesta de las linternas, Hoeï-Lan-Ki (Historia del círculo de tiza) y El libro de las recompensas y de las penas. Varias veces encontré el último de estos libros abierto sobre mi mesa, con algunos párrafos marcados con pequeños puntitos que parecían hechos con un alfiler. Después yo repetía, involuntariamente, de memoria estos párrafos. No puedo olvidarlos…" Ocampo (2001:14-15)
 

 

 

 

 

 

22 Al finalizar el relato, Silvina vuelve a transfigurarse en Silvina Ocampo para decir: "Cuando pienso en Kêng-Su, me parece que la conocí en un sueño."

 

23 Borges, Silvina Ocampo y Bioy Casares, en 1940, ocho años atrás, habían recopilado en Antología de la literatura fantástica,  una serie de escritos entre los cuales se encuentra "Sueño de la mariposa de Chuang Tzu", un microrelato que dice: "Chuang Tzu soñó que era una mariposa. Al despertar ignoraba si era Tzu que había soñado que era una mariposa o si era una mariposa y estaba soñando que era Tzu." Borges, Ocampo y Bioy Casares  (1977:65)

 

24 ¿Dónde está la red en el cuento de Silvina Ocampo y en el relato del sueño de Chiang Tzu? No en el propio relato como elemento temático, quizás está como estrategia de lectura, como retícula de sentidos, como un universo de lepidópteros interconectados. Del mismo modo podríamos abordar el análisis de prácticas desde y a partir de interacciones en Second Life, sitio contextualizado en los espacios virtuales de la red de redes de Internet, pero que además permite llevar a un terreno de realización todo este entramado de articulaciones reticulares, que en algún momento fueron abonados por territorios de producción de la literatura fantástica.

 

 

 

 

 

25 Ciertamente, en algún momento, por aquí o allá, alguna red se hace presente, entre tantos en-redados nudos e intersticios que las culturas, y sus sociedades, en sus diversas prácticas tejen.

Bibliografíatop

 

Referencias Bibliográficas.
Aumont, J. (1992) "La analogía reencarada (divagación)"en Christian Metz y la teoría del cine. Buenos Aires: Catálogos & Montevideo. 59
                      - "Reality Cracking" en Cippodromo. Blog. Sábado 1 de Noviembre de 2008. http://cippodromo.blogspot.com/2008/11/reality-cracking.html
                     - "Villa Ocampo en Second Life (vol. 1)" en Cippodromon. Blog. Jueves 6 de Noviembre de 2008.http://cippodromon.blogspot.com/2008/11/villa-ocampo-en-second-life-v1.html
                    - Cultura Anfibia. Seminario Intensivo en Villa Ocampo. Blog. Octubre de 2008. http://cultura-anfibia.blogspot.com/
De Kerckhove, D. (2005) "Los sesgos de la electricidad" en Lección inaugural del curso académico 2005-2006 de la UOC (Universitat Oberta de Catalunya) España. 3-5. Junio de 2009 en http://www.uoc.edu/inaugural05/esp/kerckhove.pdf
Debord, G. (1967) La sociedad del espectáculo. Traducción de Maldeojo para el Archivo Hispano Situacionista. 1998.
Foucault, M. (1967) "Espacios otros: Utopías y Heterotopías" Conferencia 14 de Marzo de 1967 en el Centre d’Études Architecturales de París.Enero de 2009enhttps://upcommons.upc.edu/revistes/bitstream/2099/425/1/P005p.pdf
Guerra, V., S. Molloy. Variaciones de una mariposa.Mayo de 2007http://www.con-versiones.com.ar/nota0634.htm
García, R. Revista Fractal Nº 48. Michel Foucault Topologías (Dos conferencias radiofónicas) Enero-Marzo 2008.http://www.fractal.com.mx/RevistaFractal48MichelFoucault.html
Metz, C. (1979) "El decir y lo dicho en el cine: ¿hacia la decadencia de un cierto verosímil?", en Lo verosímil. Buenos Aires: E. Tiempo Contemporáneo. 21-22
Ocampo, S. (1948) "La red" en Antología Esencial (2001)Buenos Aires: Emecé Editores.  Edición especial para La Nación.
Ocampo, V. (1981) Autobiografía III: La rama de Salzburgo. Buenos Aires: Ediciones Revista Sur.
Tzu, Ch. "Sueño de la mariposa" (300 a.c) en Borges, J. L.; Ocampo, S. y Bioy Casares, A (1977) Antología de la literatura fantástica. Barcelona, España:Edhasa-Sudamericana.

Weibel, P. (1992) "La era de la ausencia" en La Ferla, J. (2008) Artes y Medios Audiovisuales: Un estado de situación II. Las Prácticas Mediáticas Predigitales y Postanalógicas, MEACVAD_08. Bs As: Ed. Aurelia Rivera: Nueva Librería. 204-205
 
 
Fuentes Web
Bex, G. MySpace. Octubre de 2008 en http://www.myspace.com/gabybex
Jornadas Anfibias en Villa Ocampo. ProgramaJueves 30 de Octubre y Sábado1º de Noviembre de 2008 enhttp://www.villaocampo.org/cas/programas/jornadas_anfibias.htm
The Grid Live. News on Second Life. JD Mechanical Toy Factory. 2 de Junio de 2008 en http://thegridlive.com/2008/06/02/jd-mechanical-toy-factory/
Umpi, DMySpace. Octubre de 2008 en http://www.myspace.com/daniumpi
Wikipedia. Cyberpunk. Definición. Octubre de 2008 en http://es.wikipedia.org/wiki/Cyberpunk
Wikipedia. Metaverso.Definición. Octubre de 2008 enhttp://es.wikipedia.org/wiki/Metaverso
Wikipedia. Steampunk. Definición. Octubre de 2008 en http://es.wikipedia.org/wiki/Steampunk

Autor/estop

Lelia Fabiana Perez es Licenciada en Artes Plásticas, en la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Tucumán. Se especializó, además, en Producción de Textos Críticos y de Difusión Mediática de las Artes, en el Instituto Universitario Nacional de Artes. Actualmente, y dentro del marco de esta Institución, integra el grupo que trabaja en el Proyecto de Investigación: Fronteras del cine. Intersecciones del lenguaje, el dispositivo y la teoría.


 

http://www.revistafiguraciones.com.ar
Instituto Universitario Nacional de Arte - IUNA Crítica de Artes
Yatay 843 (C1184ADO) Ciudad Autónoma de Buenos Aires 54 011 4861.0324

Realizar comentariotop

Comentario  
 
   
Nombre y apellido E-mail
Minibio (opcional)