crítica de artes    
figuraciones
figuraciones
Las tapas de semanarios del siglo XX n° 5
ago.2009
semestral
Editorial

 

Tapas de semanarios

Oscar Steimberg, Oscar Traversa

aAimprimir

La dedicación de un número de Figuraciones a las tapas de semanarios debe ser justificada, aunque se vivan tiempos de focalización permanente de los temas del diseño, el estilo y la comunicación. Con las tapas de las revistas los contactos suelen ser fugaces, funcionales en principio a la elección o a la compra. En la memoria individual o en el comentario entre lectores, esas llamadas inicialesa la mirada o la lectura no suelen ocupar el centro de la escena, aunque las excepciones sean memorables y constituyan un tema en sí.

Entre las razones de esa singularización de la hoja de entrada con respecto a las otras de la revista (la información y el entretenimiento, así como los aportes a la consolidación de la creencia o de la pertenencia social y estilística se esperarán de los despliegues que vendrán después), se cuenta, por ejemplo, la de la adjudicación a tapas y portadasde una condición de objeto artístico: el consenso o el hábito en la búsqueda de la experiencia estética mueven a considerar que esas llamadas iniciales, con sus elaboradas remisiones a una instancia de cuidado trabajo sobre la expresión, se muestran como pertenecientes al campo del arte, o relacionándose de manera directa con él. Y otra razón de la percepción de tapas y cuerpos de revista como campos disjuntos surge de la presencia, en las tapas, de componentes que se instalan como desvíos o interrogantes, postergando la instancia de la respuesta. Lo que también remite a un rasgo, el más inquietante, de la experiencia artística: el de su falta de cierre (eso no terminará de ser dicho, y entonces no dejará de hablar); el de su apertura permanente a la interpretación, que también puede formar parte de la producción de sentido de un trabajo periodístico, o de opinión, o de relato, o de crítica, pero que en esos otros casos se presentará, siempre, compensado por algún momento de conclusión o de síntesis. En los diversos géneros de los que están hechos los interiores de revista, las ambigüedades de tapa deberán ser tratadas como si estuvieran para ser resueltas, así sea sin convicción.

Una tercera razón, conectada con la segunda, y que compete a los usos sociales: las tapas de revistas, en nuestro medio y en otros, suelen fijarse a los muros o exhibirse confiriéndoseles una función decorativa, como ocurre con distintos objetos mostrados en espacios privados o íntimos. Que pasan entonces a la condición de objetos propios del reconocimiento afectivo, por la condición o el contenido de sus motivos (ese héroe, ese paisaje, ese actor), o por la singularidad de un tratamiento que abre o confirma una novedosa vía de memoria.

Esos gestos (a veces, desde hoy, esas intervenciones, de tan vasta extensión) constituyen sin duda los testimonios, en cada caso, de una simpatía, pero operan también como dispositivos de legitimación del objeto en el que se manifiestan. Las tapas de revistas integran una de las múltiples cadenas de la discursividad social, que se animan gracias a sus difícilmente previsibles modos de tránsito por los espacios del reconocimiento público. En esos movimientos incesantes que suelen incluir, en diferentes niveles, cambios de jerarquía en la definición de sus objetos de referencia, que en esas mudanzas despertarán tanto el desdén como la pasión. Mucho de esto es tema de los estudios que se presentan aquí.

Para comenzar a pensar estas circunstancias obligadas del arte de tapas -estas cuestiones mayores de sus procesos de producción de sentido- fue necesario detenerse en estaciones tan modestas como parciales, para atisbar algunas (diferidas) respuestas.

La vía elegida comprendió un recorrido que, en primer lugar, incluyó unas tentativas de circunscripción de aquello que en las tapas de semanarios pudiera constituir un indicador de autonomía o independencia en relación con otros modos de producción de sentido dentro de su espacio de despliegue; y que en segunda instancia habilitara para la descripción y el análisis de particulares modos de decir.

Por estos caminos Figuraciones va al encuentro de la siempre paradójica construcción de aquello que, entre entusiasmos y aburrimientos, siempre de época, recibe el nombre de arte.

 

http://www.revistafiguraciones.com.ar
Instituto Universitario Nacional de Arte - IUNA Crítica de Artes
Bartolomé Mitre 1869. C1039AAA Ciudad Autónoma de Buenos Aires (54.11) 4371.7160 / 4371.5252