crítica de artes    
figuraciones
figuraciones
Las tapas de semanarios del siglo XX n° 5
ago.2009
semestral
Secciones y artículos  [2. Desempeños de las tapas]

Tapas: De Frente a hechos cruciales de 1955


María Sofía Vassallo
abstract
texto integral
notas al pie
autor
bibliografía
comentarios
aAimprimir

Abstract

En el trabajo que expongo aquí analizo ejemplares de la revista semanal De Frente de un año crucial en la historia argentina: 1955, en especial, las que coinciden con momentos históricos particularmente críticos (los bombardeos sobre la Plaza de Mayo del 16 de junio, el famoso discurso de Perón "del cinco por uno" del 31 de agosto y, finalmente, el golpe de estado contra Perón a fines de setiembre). De Frente fue fundada y dirigida por John William Cooke, quien había sido el más joven diputado peronista y luego sería el primer delegado personal de Perón tras el exilio. Aunque el slogan "testigo insobornable de la realidad mundial" encabeza todas las tapas, ninguna de las que constituyen este corpus hace referencia a los hechos antes mencionados, que sí aparecen en el interior. El objeto de este trabajo consiste básicamente en indagar la peculiar estrategia enunciativa de esta puesta en tapa. Para ello compararé dos períodos claramente marcados en la historia de De Frente: antes y después del golpe, exploraré la relación tapa/interior de la revista y el tipo de vínculo que la misma propone a sus lectores.

Palabras clavetop

tapas de revistas, John William Cooke, enunciación

Abstract en ingléstop

 De Frente´s covers over dramatic facts during 1955

In this article, I analyze different samples of the magazine called “De Frente” during a very critical year in argentine history: 1955. Specially, the editions corresponding to dramatic history moments as Plaza de Mayo bombing on June 16th, Perón`s famous discourse known as “five for each one” in August 31st and, finally, the coup d`état against Perón´s administration in the end of September. De Frente was founded and directed by John William Cooke, who had been the youngest peronist deputy and who would be later the Perón`s first personal delegate in the beginnings of the exile. Although the headline magazine´s slogan was: “unsubornable witness of world`s reality”, not one of the covers included in this corpus refers to the historical events before mentioned, but they are considered inside the magazine. My purpose is to analyze the particular enunciative strategy of these covers. I compare two different periods in the magazine, one before and the other after the sedition against Perón´s administration. I inquire the relation between the cover and the inside magazine and the kind of bound proposed to the readers.


Palabras clave

magazine covers, John William Cooke, enunciation

Texto integraltop

Introducción

 

1En el trabajo que expongo aquí analizo ejemplares de la revista semanal De Frente de un año crucial en la historia argentina: 1955, en especial, las que coinciden con momentos históricos particularmente críticos (los bombardeos sobre la Plaza de Mayo del 16 de junio, el famoso discurso de Perón "del cinco por uno" del 31 de agosto, el golpe de estado contra Perón a fines de setiembre y, finalmente, la persecución y el encarcelamiento de los peronistas).

 

2De Frente fue fundada y dirigida por John William Cooke, quien había sido el más joven diputado peronista, era el interventor del Partido Justicialista de la Capital Federal y luego sería el primer delegado personal de Perón tras el exilio. Eva Perón le había ofrecido a Cooke la dirección del diario Democracia; pero él no aceptó. En cambio, decidió fundar un medio propio: De Frente, una revista peronista, no oficialista. La publicidad provenía mayoritariamente del sector privado, aunque también se incluía propaganda oficial.

 

3De Frente apareció semanalmente entre el 25 de diciembre de 1953 y el 9 de enero de 1956. Aunque el slogan "testigo insobornable de la realidad mundial" encabeza todas las tapas, ninguna de ellas hace referencia a los hechos antes mencionados, que sí aparecen en el interior, más precisamente, en las editoriales de los números correspondientes. El objeto de este trabajo consiste básicamente en indagar la peculiar estrategia enunciativa de esta puesta en tapa. Como señala Verón: "la portada es particularmente importante, entre otros motivos, porque es el punto crucial del contacto. Las estrategias discursivas están muy exacerbadas en la construcción de las portadas, y por eso son un elemento fundamental para el análisis" (Verón 1997: 104).

 

 

 La exhibición de la mirada y la invitación a compartir el punto de vista

 

 4 De Frente adoptó el formato y el estilo de la norteamericana Time. El diseño de las tapas resulta relativamente estable. Una franja de color en el cuarto superior, encabeza la misma. Todas las tapas exhiben, como figura central, el retrato realista dibujado en colores de hombres y mujeres famosos, realizado por Alfredo Bettanín. En algunas, el fondo está constituido por escenas relacionadas con el oficio de la figura retratada o con su lugar de origen y/o de trabajo. En la mayoría de los casos el fondo es una fotografía. Un gran rótulo blanco con el nombre de la revista en grandes letras negras acompañado por el slogan de la misma en letras pequeñas –"Un testigo insobornable de la realidad mundial"- atraviesa oblicuamente el ángulo superior izquierdo. En la parte inferior del retrato se sitúa el epígrafe (o título del cuadro). Como señalan Traversa y Cuesta (1999)"la tapa constituye la vidriera de toda revista (una invitación a ser mirada), anuncia la clave en que podrá ser leído el material" (Traversa y Cuesta 1999: 2). El nombre y el epígrafe que lo acompaña son fundamentales en este sentido.

 

5El sintagma "de frente" alude a la posición desde la cual se dicen las cosas y se trata, básicamente, de la posición asociada a la sinceridad, la valentía, la lealtad y la verdad; opuesta a la posición del que habla "de costado" o "por detrás" que está ligada a la hipocresía, la cobardía, la "adulonería" (para usar un término muy común en De Frente) y el rumor o la mentira. En todos los casos del corpus los personajes retratados miran al lector a los ojos, "de frente" (salvo en el caso de Greta Garbo y Enrique Muiño en que se ubican ligeramente de perfil).

 

6El epígrafe que aparece siempre junto al título, "Un testigo insobornable de la realidad mundial", aporta rasgos esenciales. Por un lado, el medio aparece personificado bajo la forma del testigo. Pero se trata de "un testigo" y no de "el testigo", por lo tanto, se configura como una voz comprometida con la verdad, aunque no la única posible. Consecuente con esto es el retrato dibujado, "personalizado", de las figuras de tapa y no su fotografía con el correspondiente efecto de perfecta analogía de lo real (Barthes 1961). El dibujo se manifiesta explícitamente como una versión posible de los personajes retratados, aunque con pretensiones realistas de un detallismo obsesivo. Es decir, el dibujo (la figura) es claramente un ícono, un signo que mantiene una relación de semejanza con el objeto que representa; mientras que la fotografía (el fondo), antes de ser un ícono, es un índice, una huella luminosa de lo real (únicamente es posible fotografiar algo que estuvo frente a la cámara y, por ende, existe) (Peirce 1860-1908).Sobre ese real existente del fondo, De Frente muestra su versión de la actualidad encarnada en los rostros de personajes famosos. De todas maneras, en la fotografía de fondo de la tapa de De Frente prevalece la función icónica por encima de la indicial, es decir, está más cerca de la fotografía de ilustración y más lejos de la fotografía testimonial. El montaje producto de la combinación de dibujo y fotografía pone en escena la tensión entre la singularidad de cada personaje dibujado (figura) y la generalidad del mundo fotografiado (fondo).

 

7El medio se presenta como un testigo posible aunque no uno cualquiera. De Frente se autocalifica de insobornable, es decir, incorruptible, y esta afirmación implica el presupuesto de que hay otros que no lo son. Finalmente, se define el objeto del semanario: "la realidad mundial".

 

8De Frente, como sujeto colectivo, no se pone en el lugar de una pretendida objetividad periodística, sino que aparece como testigo, actor y juez de la realidad de la que habla, fuertemente comprometido con sus enunciados. El "testigo insobornable de la realidad mundial" es el medio, que mira "de frente" el acontecer en el mundo y muestra su mirada. Exhibe una manera de mirar e invita a sus lectores a adoptar ese punto de vista o, al menos, a apreciar la manera de mirar tanto como lo que se mira. Según Verón, "esa enunciación distanciada termina por proponer un juego al destinatario, un juego en el que el enunciador y el destinatario se sitúan en el marco de una complicidad creada por el hecho de que comparten ciertos valores culturales"(Verón  [1984] 2004: 177). Por eso, en general, los títulos de las editoriales del corpus son enunciados genéricos sin identificación. Por ejemplo, "Frente al Crimen Alevoso" implica una maniobra enunciativa fundamental que consiste en atribuir un saber al lector (en este caso, se presupone un lector capaz de asociar el título a los bombardeos a Plaza de Mayo del 16 de junio de 1955 y sus consecuencias). El título opera en estos casos como clave cuya decodificación funciona como prueba de pertenencia a un universo cultural compartido.

 

9Por otra parte, al mismo tiempo que proclama hablar "de Frente", cultiva el anonimato. No hay notas firmadas, tampoco aparece en ningún lado la nómina del plantel de la revista. Salvo el espacio de humor a cargo de Landrú, Latino, Aznar, Daloisio y Oski y la mayoría de las ilustraciones de tapa que llevan la firma de Alfredo Bettanín. Según Diana Quatrocchi-Woisson, "esta característica de no firmar los artículos fue una práctica habitual durante los años del primer peronismo, como si los individuos intelectuales tuviesen que desaparecer frente a la masa de los trabajadores y, obviamente, del ‘primero’ y más ‘destacado’ de entre ellos, el general Perón" (Girbal-Blacha y Quatrocchi-Woisson 1999: 37). El anonimato de los redactores de De Frente fue una política editorial desde el principio (no estuvo determinada por la necesidad de protección de los mismos de la política represiva del gobierno después del golpe).

 

           

 La candente actualidad política elidida en las tapas de De Frente

 

 10El 20 de junio de 1955 aparece el número 67 de De Frente con un retrato de Hugo del Carril en tapa. Al mediodía del 16 de junio había comenzado el bombardeo en la zona de Plaza de Mayo. A las 14 horas, la plaza ya estaba llena de personas que habían llegado para defender a Perón. Los aviones sediciosos descargaron más bombas sobre ellos con un saldo de 355 muertos y más de 600 heridos. Al atardecer el movimiento golpista había sido sofocado. El gobierno construyó cautelosamente la versión oficial. No dio a conocer el número de víctimas, tampoco autorizó un sepelio colectivo en el edificio de la Confederación General del Trabajo. Según el relato de Fermín Chávez, Luis Alejandro Apold (subsecretario de Informaciones) mandó hacer una película de veinte minutos con imágenes documentales de los hechos. Después de verla, Perón pidió que no la pasaran en los cines para no alimentar el resentimiento y avanzar hacia la "pacificación" (entrevista personal a Chávez, Fermín, julio del 2002). En esta edición de la revista, la figura del cantor de tangos, actor y director de cine, claramente asociado al peronismo, puede leerse como una elíptica toma de posición en relación al conflicto, posición que se torna frontal y directa en la editorial de ese ejemplar titulada: "Frente Al Crimen Alevoso". Aquí el pronunciamiento de De Frente se distancia de otras voces que demandaban venganza, al mismo tiempo que condena los hechos

 

11El 5 de setiembre, cinco días después del enardecido discurso de Perón del "cinco por uno"[1] que sella el fin de "la pacificación" (proceso iniciado tras los bombardeos), aparece el número 78 de De Frente con un retrato de Greta Garbo en tapa, acompañado del siguiente epígrafe: "Greta Garbo. Una época y un estilo".

 

 

Figura 1

 

 

12Cooke había desempeñado un papel importante en esa jornada. El presidente le había encomendado un texto que profundizara la línea conciliatoria que había propiciado luego del 16 de junio. En el momento de enfrentar a la enfervorizada multitud congregada en Plaza de Mayo para escucharlo, Perón desechó el texto pacificador (según el testimonio del hermano, Carlos Cooke, a Mario Ranalletti 1999 en Girbal-Blacha y Quatrocchi-Woisson 1999: 508). Esta versión es consistente con la editorial titulada "Balance y Liquidación de la Tregua" en la que la revista se opone claramente al llamado a la violencia del presidente y al espíritu de venganza de sus seguidores.

 

13El 3 de octubre, después del golpe que finalmente derrocó al gobierno de Perón, aparece el número 81 de De Frente, esta vez con un retrato de Audrey Hepburn, acompañado del siguiente epígrafe: "Audrey Hepburn. ¡La princesa quería vivir!".

 

 

Figura 2

 

 

14 En esta oportunidad, la editorial se titula "Nuestra línea insobornable" y resulta totalmente autorreferencial. La revista aparece representada como "fiscalía periodística", acusada de opositora por funcionarios del depuesto gobierno peronista y de peronista por los golpistas. De Frente fue la única revista peronista que sobrevivió al golpe, al menos por unos meses.

 

15Hugo del Carril, Greta Garbo y Audrey Hepburn, las figuras que fueron tapa de De Frente en ocasión de los bombardeos a Plaza de Mayo, el discurso del cinco por uno y el golpe contra Perón, respectivamente, son personalidades del mundo del cine, más propias de las tapas de las revistas de espectáculos que las de actualidad. La figura del cine local se lee como una toma de posición frente a la candente actualidad política nacional. El recurso a las personalidades del cine mundial supone un corrimiento de la discusión coyuntural, al menos en la tapa. Otras tapas de De Frente exhiben los retratos de figuras internacionales como Nikita Khrushchchev, Charles Chaplin, Mahatma Gandhi, el emperador Hirohito, el Papa Pío XII, Gina Lollobrigida; figuras latinoamericanas como Adhemar de Barros, Paz Estensoro, Alfredo Stroessner y figuras vernáculas como José de San Martín, Leandor N. Alem, Elías Musimessi (arquero de Boca Juniors y cantor), Angelito Labruna (jugador de River), Olga Zubarry o Luis Sandrini.

 

16La política editorial que determina esta puesta en tapa puede entenderse en el marco de una discusión en el seno del peronismo acerca de la política comunicacional del gobierno. De Frente se opone abiertamente el carácter obsecuente y personalista de gran parte de la propaganda oficial (a cargo de Apold). Arturo Jauretche (colaborador de De Frente) y el padre Benítez solían decir: "cuando todo suena a Perón es que suena Perón" (citado en Galasso 1995: 161). De Frente está en las antípodas de Mundo Peronista, revista quincenal de la Escuela Superior Peronista, encabezada por el lema: "para un peronista no puede haber nada mejor que otro peronista". De Frente no negó nunca su adhesión al peronismo, desde una perspectiva crítica; pero jamás se presentó como un órgano doctrinario, sino más bien como una revista de actualidad desde un enfoque "nacional y latinoamericano". Y, en este marco, esta puesta en tapa, la instala como opción junto a otras revistas de actualidad no peronistas. De Frente se diferencia de los medios oficialistas por la pluralidad de temas y voces que convoca y también por sus tapas; y de otras revistas de actualidad con las que comparte muchos de los temas, por el punto de vista.

 

 

 Los presos de la "Libertadora" en las tapas de De Frente

 

 17La materialidad de De Frente y, por lo tanto, también sus tapas, manifiestan un cambio notable a partir de octubre de 1955 (bruscamente se reducen los colores, la cantidad de páginas y la calidad de papel). La última edición en colores de 52 páginas es la del 10 de octubre. Este cambio coincide con el breve período del general Eduardo Lonardi en la presidencia de facto. El gobierno de la autodenominada "Revolución Libertadora" había dictado un pedido de captura en contra de Cooke quien, finalmente, fue encarcelado el 20 de octubre. La edición siguiente, del 24 de octubre, no tematiza el acontecimiento (aunque se recrudecen la críticas al gobierno y al movimiento golpista que lo llevó al poder). Exhibe en tapa un retrato de Oscar Panno (joven ajedrecista argentino mundialmente reconocido). Este número de De Frente mantiene los colores (aunque menos saturados que en ediciones anteriores) y reduce la cantidad de páginas a 48 y la calidad del papel de las tapas (que es de menor gramaje).

 

18A partir del 31 de octubre todos los retratos de tapa son en blanco y negro, se pasa de las tapas a todo color al blanco, negro y rojo, se reduce bruscamente de 48 a 32 páginas. La revista comienza a tener serios problemas de salida que incluyen sabotajes y reticencias varias al momento de la impresión. Y es justamente a partir de esta fecha en que la actualidad política nacional irrumpe en las tapas de De Frente. En este caso, el retrato a lápiz de Enrique Muiño (actor estrechamente vinculado al peronismo, censurado y llevado al exilio interno por el nuevo gobierno), aparece con gesto severo y mirada de perfil, sobre un fondo de grandes cactus en un paisaje árido, con el epígrafe "Enrique Muiño. Víctima de la pasión injusta". Es en la editorial de este número titulada "Está Preso Nuestro Director", en que se informa a los lectores acerca de la situación de Cooke. Y, nuevamente, se hace referencia al caso en la sección política, que incluye una foto de Cooke con el siguiente epígrafe: "Un preso político. Investigan su pobreza".

 

19El 13 de noviembre se hace cargo del gobierno la llamada "línea dura": el general Pedro E. Aramburu y el almirante Isaac Rojas. Recrudece la represión, la cárcel y la destrucción de cualquier vestigio del peronismo. El 26 de noviembre la revista fue intervenida. Desde la edición del 28 de noviembre se instala el marco rojo de la tapa típico de la revista Time. A partir de la edición del 19 de diciembre De Frente pone en tapa a presos de la "Revolución Libertadora": Alejandro Leloir (presidente del Consejo Superior del Partido Peronista), el propio Cooke, Oscar Albrieu (ministro del Interior del gobierno de Perón) y Arturo Jauretche. En todas estas tapas de presos, los "prisioneros de la revolución" hacen contacto visual con el lector.

 

20La edición del 26 de diciembre es particularmente significativa. De Frente pone a su director en la tapa. "John W. Cooke. Prisionero de guerra de la Revolución" es el epígrafe del retrato a lápiz de Cooke sobre el fondo de una Plaza de Mayo colmada de gente y pancartas de adhesión a Perón.

 

 

Figura 3

 

 

21La relación figura-fondo es muy relevante. Implica, por un lado, la pertenencia de Cooke al pueblo peronista y, al mismo tiempo, aparece encabezándolo. Cooke mira al lector a los ojos esbozando una breve sonrisa que connota una actitud segura y desafiante y cierta picardía agudizada por su ceja izquierda ligeramente elevada. Este retrato de Cooke es lo opuesto a la imagen de la derrota, expresa una voluntad de lucha. De esta manera, se estrecha el contacto entre la revista y su público lector. La definición de Cooke como "prisionero de guerra" implica, por un lado, que hay una guerra (una guerra civil) y, por otro, que los prisioneros de esta guerra deben ser tratados según las normas del derecho internacional.

 

22El 9 de enero de 1956 aparece Jauretche (muy serio) en la tapa, con el siguiente epígrafe: "Dr. Arturo M. Jauretche. Primero, ‘disuelto’; luego, ‘interdicto’", sobre un paisaje urbano nocturno. Este es el único número de De Frente en que el personaje de tapa no está retratado por Bettanín, sino que es una fotografía del tipo foto carnet recortada y superpuesta sobre la fotografía del fondo. El cambio pudo haber estado determinado por las cada vez más precarias condiciones de producción de la revista. Este fue el último número de De Frente, tras él fue clausurada.

 

23Tanto Cooke como De Frente fueron sometidos a proceso por traición a la Patria, como muchos peronistas después del golpe de 1955. El 5 de marzo de 1956 el peronismo sería prohibido y penalizado por decreto (el 4161[2]). La materialidad, la dimensión física del corpus analizado que es, justamente, el cuerpo de las revistas (el olor a humedad, el color amarillento de las hojas, la textura del papel, su fragilidad), no indican sólo el paso del tiempo, sino las distintas estrategias de ocultamiento que garantizaron su supervivencia a pesar del 4161 y todas las persecuciones que vinieron después.

 

  

Breve reflexión final en torno a figuraciones en las tapas de De Frente

 

 24Según el uso rioplatense, "figurar" o "no figurar" alude a estar o no presente. Es notable que en las tapas de De Frente no figuran hechos de la actualidad política nacional durante el gobierno peronista y sí figuran después del golpe, cuando aparecen encarnados en los rostros.

 

25Las figuras de tapa constituyen el resultado, el producto de un proceso y ese proceso no encuentra explicación posible en la sincronía, el abordaje de la serie en diacronía resulta imprescindible. Lo extraño, lo novedoso, lo excepcional de algunas tapas se muestra en la diferencia con otras.

 

26La puesta en tapa de los presos de la revolución libertadora los exhibe con nombre y apellido (desde el lugar de mayor visibilidad de la revista que es su tapa) y vuelve un hecho público la persecución y el encarcelamiento de los peronistas. Así es que De Frente será considerada el primer medio de la "Resistencia Peronista".[3]

 

27Aunque muchos la recuerdan exclusivamente como la revista de Cooke, De Frente, como revista de actualidad al estilo de los semanarios modernos, fue pionera en la Argentina, puso en marcha un proyecto editorial innovador e independiente, precursor de tendencias periodísticas de las décadas siguientes.

 

Notas al pietop

 1 El 31 de agosto de 1955, Perón dijo a la multitud enfurecida concentrada en la Plaza de Mayo: "(...) Hace, poco tiempo, esta Plaza de Mayo ha sido testigo de una infamia más de los enemigos del pueblo. Doscientos inocentes han pagado con su vida la satisfacción de esa infamia. Todavía nuestra inmensa paciencia y nuestra extraordinaria tolerancia hizo que, no solamente, silenciáramos tan tremenda afrenta al pueblo y a la nacionalidad, sino que nos mordimos y tomamos una actitud pacífica y tranquila frente a esa infamia (gritos, ‘¡dales leña! ¡dales leña! ¡dales leña!´). Destrozados, fueron un holocausto más que el pueblo ofreció a la Patria. Pero, esperábamos ser comprendidos aún por los traidores ofreciendo nuestro perdón a esa traición. Pero, está visto que ni aún reconoce los gestos y la grandeza de los demás. Después de producidos esos hechos hemos ofrecido a los propios victimarios nuestra mano y nuestra paz. (gritos, cantos: ‘se escucha, se escucha, no se deja de escuchar que todos los obreros los vamos a colgar’). (...) La contestación para nosotros es bien clara. No quieren la pacificación que les hemos ofrecido. De esto surge una conclusión bien clara: quedan solamente dos caminos. Para el gobierno, una represión ajustada a los procedimientos subversivos. Y para el pueblo una acción y una lucha que condiga con la violencia a que quieren llevarnos. Por eso contesto a esta presencia popular con las mismas palabras que el 45: a la violencia le hemos de contestar con una violencia mayor (vítores y aplausos crecientes, cantos: "¡la vida por Perón!"). Con nuestra tolerancia exagerada nos hemos ganado el derecho de reprimirlos violentamente. (...) Hemos de restablecer la tranquilidad entre el gobierno, sus instituciones y el pueblo, por la acción del gobierno, sus instituciones y del pueblo mismo. La consigna para todo peronista que esté aislado o esté dentro de alguna organización es contestar a una acción violenta con otra más violenta. Y cuando uno de los nuestros caiga ¡caerán cinco de los de ellos! (cantos: "¡la vida por Perón!").
Compañeras y compañeros: hemos dado suficientes pruebas de nuestra prudencia, daremos ahora suficientes pruebas de nuestra energía. Que cada uno sepa que donde esté un peronista, está una trinchera que defiende los derechos del pueblo. Y que sepan también que hemos de defender los derechos del pueblo y las conquistas del pueblo argentino, aunque tengamos que terminar con todos ellos.
Compañeros: yo quiero terminar estas palabras, recordándoles a todos ustedes y a todo el pueblo argentino que el dilema es bien claro, o luchamos y vencemos para consolidar las conquistas alcanzadas o la oligarquía las va a destrozar (...)". (Volver al texto)

 

2 Prohibición de elementos de afirmación ideológica o de propaganda peronista. Decreto-Ley 4161 (5 de marzo 1956):
"(...) Art. 1º - Queda prohibida en todo el territorio de la Nación:
a)- La utilización, con fines de afirmación ideológica peronista, efectuada públicamente, o de propaganda peronista, por cualquier persona, ya se trate de individuos aislados, grupos de individuos, asociaciones, sindicatos, partidos políticos, sociedades, personas jurídicas públicas o privadas, de las imágenes, símbolos, signos, expresiones significativas, doctrinas, artículos y obras artísticas, que pretendan tal carácter o pudieran ser tenidas por alguien como tales, pertenecientes o empleados por los individuos representativos u organismos del peronismo.
Se considerará especialmente violatoria de esta disposición, la utilización de la fotografía, retrato o escultura de los funcionarios peronistas o sus parientes, el escudo y la bandera peronista, el nombre propio del presidente depuesto, el de sus parientes, las expresiones "peronismo", "peronista", "justicialismo", "justicialista", "tercera posición", la abreviatura "P.P.", las fechas exaltadas por el régimen depuesto, las composiciones musicales denominadas "Marcha de los muchachos peronistas" y "Evita capitana" o fragmentos de las mismas, la obra "La razón de mi vida" o fragmentos de la misma, y los discursos del presidente depuesto y de su esposa o fragmentos de los mismos. (…)
Art. 3º - El que infrinja el presente decreto-ley será penado:
a)- Con prisión de treinta días a seis años y multa de m$n. 500 a m$n. 1.000.000.
b)- Además, con inhabilitación absoluta por doble tiempo del de la condena para desempeñarse como funcionario público o dirigente político o gremial;
c)- Además, con clausura por quince días, y en caso de reincidencia, clausura definitiva cuando se trate de empresas comerciales.
Cuando la infracción sea imputable a una persona colectiva, la condena podrá llevar como pena accesoria la disolución.
Las sanciones del presente decreto-ley no serán susceptibles de cumplimiento condicional, ni será procedente la excarcelación. (…)
Art. 5º - Comuníquese, etc. - Aramburu. - Rojas. - Busso. - Podestá Costa. - Landaburu. - Migone. - Dell’Oro Maini. - Martínez. - Ygartúa. - Mediondo. - Bonnet. - Blanco. - Mercier. - Alsogaray. - Llamazares. - Alizón García. - Ossorio Arana. - Hartung. - Krause." (Volver al texto)

 

 3 Después del golpe de estado que derrocó al gobierno constitucional de Juan Domingo Perón en 1955 y tras la proscripción del peronismo, surge la "Resistencia Peronista", una nueva forma de participar políticamente caracterizada por la atomización y la descentralización de gremios, sindicatos, comandos, agrupaciones, que asumían de múltiples maneras la acción directa contra el gobierno de facto. (Volver al texto) 

Bibliografíatop

 

Barthes, R. (1961), “El mensaje fotográfico” en Lo obvio y lo obtuso, Barcelona-Buenos Aires-México: Ed. Paidós.

Galasso, N. (1995), Discépolo y su época, Buenos Aires: Ed. Corregidor.

Girbal-Blacha, N. y Quatrocchi-Woisson, D. (1999), “Cuando opinar es actuar. Revistas argentinas del Siglo XX”, Buenos Aires: Academia Nacional de Historia.

Peirce, Ch. (1860-1908), La ciencia de la semiótica, Buenos Aires: Nueva Visión: 1986.

Traversa, O. y Cuesta, A. (1999), “Acerca de los tres tipos de posicionamiento comunicacional de los semanarios: el caso de las revistas infantiles”, San Salvador de Jujuy: IV Jornadas Nacionales de Investigadores en Comunicación.

Verón, E. (1984), Fragmentos de un tejido, Barcelona: Gedisa, 2004.

_ (1997), “Semiosis de lo ideológico y del poder. La mediatización”, Buenos Aires: Oficina de Publicaciones del Ciclo Básico Común de la Universidad de Buenos Aires.

Autor/estop

María Sofía Vassallo es Licenciada en Comunicación Social de la Universidad Nacional de Córdoba y Magister en Análisis del Discurso de la Universidad de Buenos Aires. Es docente e investigadora en las áreas de Semiótica y de Metodología de la Investigación del Instituto Universitario Nacional del Arte. Ha publicado artículos y ensayos de análisis de discurso político, de prácticas dialógicas en interacciones masivas y de figuraciones en la prensa gráfica.

msofiavas@yahoo.com.ar

http://www.revistafiguraciones.com.ar
Instituto Universitario Nacional de Arte - IUNA Crítica de Artes
Yatay 843 (C1184ADO) Ciudad Autónoma de Buenos Aires 54 011 4861.0324

 

Realizar comentariotop

Comentario  
 
   
Nombre y apellido E-mail
Referencias personales (opcional)